botox

Cuando se inyecta, la toxina botulínica bloquea determinadas señales nerviosas que producen la contracción de los músculos. Los músculos se relajan, con lo cual se reducen las arrugas. Este efecto dura aproximadamente entre 3 y 6 meses. Luego, los músculos vuelven a moverse y las arrugas reaparecen.

Beneficios de la toxina botulínica

No requiere anestesia, ni siquiera tópica

No requiere pruebas de alergia

Se adapta a cada rostro y forma de gesticular

No produce variación de los volúmenes y proporciones del rostro, dando un aspecto más natural que los productos de relleno

Es una técnica poco traumática, y no suele dejar signos de inflamación y hematomas relevantes, permitiendo al paciente volver a su vida normal desde la primera hora post tratamiento

Se puede aplicar en cualquier época del año

Los resultados son progresivos durante las primeras dos semanas, y definitivos a partir de los 15 días

La piel es lisa, las arrugas atenuadas

El efecto puede durar entre 3 y 9 meses

 

 

AGENDAR CITA

    Consulta directa
    × ¿Cómo puedo ayudarte?